Cómo saber si es de oro de verdad

El oro es un metal preciado en el que muchas personas invierten por considerarlo un metal de valor seguro. Lo que ocurre en la mayoría de los casos, es que las personas no saben si es oro de verdad, un baño, una aleación de oro o, simplemente, no es oro.

Si es tu caso y te preguntas si la joya que tienes en tus manos es de oro o no, te contamos cómo saber si es oro de verdad.

saber si es oro

¿Cómo se mide la pureza del oro?

¿Has oído alguna vez eso de Oro de Ley? En los metales preciosos como el oro, se entiende por Ley la proporción de peso en que el metal puro se encuentra en una aleación. La pureza del oro se mide en milésimas, que indican la proporción de oro puro que existe si la dividimos en 1000 partes iguales.

El oro de 24 quilates se considera puro. Sin embargo, cualquier metal por puro que sea, siempre contiene una pequeña cantidad de impurezas. Estas impurezas no son más que otras propiedades químicas y físicas de la obtención del oro.

Por tanto, se considera puro el oro cuando tiene al menos 999 milésimas. En este caso, el oro de 24 quilates tiene un porcentaje de pureza de un 99,9%

Formas de reconocer el oro auténtico

Existen muchas formas de saber si una joya es oro de verdad. En este artículo te contamos las más frecuentes y las que no fallan a la hora de reconocer una joya de oro auténtico. Están ordenadas de más sencilla a más complicada. ¡Prepara tus cinco sentidos para reconocer el oro auténtico como los profesionales!

Test visual

El primer análisis para saber si algo es de oro, es visual. Se realiza mediante un análisis minucioso para comprobar si la pieza que tienes en tus manos es oro de verdad. ¿Sabes en qué consiste esta prueba visual?

Todas las piezas de oro auténtico tienen una marca que indica la pureza de éste o los quilates que tiene. En el caso de que la pieza no tenga esa pequeña marca -que realmente es diminuta-, posiblemente sea una pieza falsa. Sin embargo, puede ocurrir que la pequeña marca se haya borrado o difuminado con el paso del tiempo. Pero ¡ojo!, muchas piezas falsas también incluyen esa marca para engañar a los compradores.

Es por eso que si este primer análisis visual no es concluyente, debes pasar a los siguientes para saber si es oro de verdad.

Color uniforme

El color del oro auténtico es uniforme. ¿Cómo se ve una pieza falsa? En las joyas que no son de oro se verán zonas de desgaste en las que aparece otro metal que no es oro. El oro de verdad, aunque se desgaste, no tiene otro color: solo se ve color oro.

Morder el oro

¿Recuerdas ver esta escena en algunas películas? Una persona mordiendo un poquito el oro para comprobar que es verdadero. Pues no se trata de una escenificación. La realidad es que se trata de una forma efectiva de saber si es oro de verdad.

Consiste en morder, levemente y con cuidado, la pieza de oro. En el caso de que aparezca una hendidura, lo que tienes en la mano es oro de verdad. El oro es un metal relativamente blando y por eso podemos hacerle una hendidura con los dientes.

Esta prueba no es infalible porque hay joyas que reciben un baño de oro superficial en el que podemos hacer la hendidura.

Prueba de la cerámica

Para realizar esta prueba, necesitas un plato de cerámica sin esmaltar. Si al frotar la pieza sobre el plato aparecen unas líneas o marcas doradas, la joya es de oro auténtico. Sin embargo, si las rayas son negras, el oro no es de verdad. Pero, como siempre, recuerda que hay joyas que llevan un baño de oro, con lo que esta prueba no es totalmente concluyente.

Test del imán

El imán es otra forma de saber si es oro o no de verdad. Tienes que tener un imán bastante potente, no sirve con los imanes de la nevera. El oro no es un metal magnético, por lo que si tu pieza de oro se ve atraída por el imán, lo que tienes en la mano no es oro. Se tratará de un metal férrico bañado en oro.

Test de la densidad

Con el test de densidad creerás haber vuelto a las clases del instituto. Para refrescar tu memoria, te contamos en qué consiste esta prueba para saber si es oro de verdad.

Lo primero es pesar la pieza de oro, llenar un recipiente milimetrado con agua hasta la marca del cero y sumergir la pieza de oro. Tienes que fijarte en el nivel que marca la pieza cuando la sumergimos en agua. Se trata de ver la diferencia entre el nivel de agua (cero) antes de sumergir la pieza y después de sumergirla.

Conociendo el peso en gramos, se puede conocer la densidad de la joya. Te dejamos unas densidades muy comunes:

  • El oro de 10 quilates cuenta con una densidad de 11,57 gr/ml.
  • El de 14 quilates 13,97 gr/ml.
  • El de 18 quilates 15,58 gr/ml.
  • El de 24 quilates 19,32 gr/ml.

En realidad, esta prueba sirve tan sólo para saber la densidad de la pieza y sus quilates, no para saber si es oro de verdad. Sin embargo, es un dato a tener en cuenta en el proceso de cómo saber si es oro de verdad.

Prueba del Ácido Nítrico

Este método es complicado y peligroso puesto que hay que utilizar ácido nítrico. Este es un ácido muy corrosivo y puede ocasionar graves quemaduras si entra en contacto con la piel. Esta es la prueba más concluyente de todas.

Se trata de poner la pieza sobre una placa de acero inoxidable y verter unas gotas de ácido nítrico sobre la joya de oro. Si la joya se pone verde oscura, es que tan sólo es un baño de oro y la pieza está fabricada en otro metal. En cambio, si se pone con un tono blanco, quiere decir que es de plata bañada de oro. Y si no cambia de color, la pieza es de oro auténtico.

Esperamos que todos estos consejos te hayan ayudado a saber si son de oro de verdad las joyas que tienes en tu poder. Son pruebas sencillas para reconocer el oro auténtico, pero que te ayudarán a despejar dudas.

No obstante, lo más adecuado para asegurarte que la pieza que compres es de oro verdadero y no te están dando gato por liebre, es hacerlo en una joyería de confianza. En nuestras tiendas de Solares y Muriedas encontrarás joyas de oro de ley al mejor precio ¡te esperamos! 

Comentarios cerrados.